Tiempo de lectura 4 min.
Rate this post

                                                      

Con puntualidad británica, así nos recibe Pedro Marfil. Con ese semblante serio que le caracteriza, pero a su vez con una mueca de ironía en su expresión,  lo que te desconcierta e intriga a la vez. Es un hombre sensato, elegante, con un halo de misterio que deja entrever el niño que lleva dentro. Y quizás sea lo que más te imanta de su personalidad. Es, ese niño que creció, pero nunca dejó de serlo.

Claro, conciso, con pies firmes y sobre la tierra, una persona hecha a sí misma, con mucho que contar. Hombre de su gente, hombre de su tierra, de su pasión por su Malagueta y su Rosaleda.

Si esta entrevista se hubiese realizado en alguno de los rincones de su Calle Larios habría sido mucho más especial, pero hoy estamos aquí en Madrid, donde ha trasladado su residencia habitual. Queremos conocerle un poco más y que nos cuente su visión acerca de las próximas elecciones generales del 28 de abril.

P: ¿A qué edad hiciste las maletas?

R: Hago las maletas con veinte años para terminar la carrera en Salamanca. Yo estudié periodismo en la Universidad de Málaga y el último año lo cursé con una Beca Séneca en la Universidad de Salamanca. Una vez allí, prolongué mi estancia un año más  para hacer el master y especializarme.

P: ¿Fue una decisión  difícil?                                                                                             

R: No. Yo quería estudiar fuera, pero al mismo tiempo no me apetecía salir a Europa, de Erasmus. Digamos que fue la decisión cómoda y decidí quedarme más cerca de casa.

P: Entrando en materia profesional, eres Gestor Coordinador de la Asociación de Comunicación Política (ACOP) ¿de dónde viene este interés por la política? ¿Siempre estuvo ahí?

R: Siempre me había llamado la atención, era algo que estaba latente. Cuando empiezo a estudiar la carrera estoy más enfocado hacia el periodismo deportivo, me encantaba. Pruebo con el periodismo deportivo y  trabajo en este terreno durante unos años, los cuales coincidieron con el período más duro de la crisis económica. Era muy complicado trabajar en medios. Pero no desisto, siempre me había gustado la comunicación y también la política. Fue en Salamanca donde me di cuenta que existía esta rama, que en principio desconocía, pero a la que decidí engancharme.

P: Profundizando un poco, ¿a qué os dedicáis en ACOP? ¿Consultoría, asesoría…?

Depende. Depende mucho del cliente, del proyecto o de la campaña. Hay veces que el cliente lo que pide es formación, porque lo que quiere es perfeccionar algún aspecto en concreto y hay momentos en los que se pide algo más estratégico, más de investigación y de ser capaz de ver cómo está la sociedad y por dónde y cómo pueden calar más los mensajes.

Pedro Marfil explica su trabajo como Gerente Coordinador de ACOP

P. Eres andaluz, de Málaga. En tu tierra ha habido elecciones hace apenas tres meses y se aproximan unas generales el próximo mes de abril. La pregunta es obligada: ¿serán las elecciones generales del 28 de Abril un reflejo de las andaluzas del pasado 2 de diciembre?

R: En las elecciones siempre es muy importante el contexto, siempre. Es una de las variables más importantes para determinar la elección. Andalucía tiene un contexto y una idiosincrasia muy particular y España es un terreno de juego diferente. Es como si jugáramos a fútbol sala o a fútbol once. Son deportes distintos, con elementos comunes, pero diferentes. En la esfera nacional entran en juego otros elementos, otros actores y otros partidos que hacen que la elección no tenga porque ser un reflejo de lo que ha sucedido en un comunidad autónoma

P: A grandes rasgos, ¿quiénes serán los ganadores y perdedores el próximo 28 de Abril?

R: No vamos a saberlo hasta pasadas las elecciones. Al final no gana quien tiene más votos o quien más crece, las elecciones las gana quien es capaz de convertir esos votos en cuotas de poder. En Andalucía, por ejemplo, hemos visto como Susana Díaz gana las elecciones pero pierde la presidencia; ¿gana Susana Díaz las elecciones? No. Vemos también como el PP pierde votos, es segundo, obtiene uno de sus peores resultados históricos en la comunidad y, sin embargo,  es capaz de convertir esos votos en poder. Veremos cómo queda el escenario en España después de las elecciones. Según las encuestas vamos a tener un partido por delante del resto pero no sabemos si por las cuotas de poder que tengan el resto de partidos y él mismo van a conseguir convertir eso en poder real.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here