Tiempo de lectura 4 min.

«Vibra Madrid», el evento de Mahou que recorrió 15 locales de la capital de España y que reabrirá salas míticas como El Sol, El Sótano y Café La Palma, locales que permanecen cerrados desde el inicio de la pandemia.

Esta Semana Santa, «Vibra Mahou», la plataforma musical de Mahou, acogió a grandes artistas con mas de 30 actuaciones que convirtieron Madrid en el corazón de los amantes de la música.

El evento optó por conciertos en directo con artistas como Siloé, Los Nastys, Biznaga o Playa Cuberris, esta plataforma de Mahou refuerza el apoyo a la cultura segura y opta por seguir con eventos híbridos.

El reencuentro de todos los artistas en estos locales renace la pasión por la música y los conciertos los cuales se desarrollaron siguiendo todas las medidas de seguridad y que han supuesto un pequeño auge en las salas que llevan cerradas desde el inicio de la pandemia.

Los escenarios de recintos míticos de la capital como La Riviera, El Sol, Siroco, Tempo, El Sótano, Vesta, Hangar 48, Café La Palma, Café Central, Sala Maravillas, Fulanita de Tal, Contraclub, o El Rincón del Arte Nuevo vibrarán al ritmo del directo de 31 artistas nacionales.

El evento siguió un planning muy concreto

JUEVES 1.

El jueves 1 la Sala Vesta dio la bienvenida a Dear Leo quien creó un mundo hipnótico con su música. La Sala Riviera acogió el directo de Playa Cuberris, que mostró su catálogo de temas eléctricos con sabor sureño.

Los Nastys, saltaron al escenario de la Sala Hangar 48 dispuestos a comerse el mundo. Ese mismo día, Irenegarry, una de las nuevas voces del indie español que también ha pasado por Mad Cool Talent by Vibra Mahou, tocará en Café La Palma. 

VIERNES 2.

La jornada del viernes 2 abrió el turno para Siloé la Sala El Sótano, que nos llevó a un territorio en el que conviven las melodías acústicas, la electrónica, el folk y las tendencias de vanguardia. Ese mismo día Biznaga se comió el escenario de Hangar 48 con su directo construido a golpe de temas urgentes, melodías rescatadas del indie ochentero y una actitud muy garaje punk. Por su parte, Café La Palma recibió a Shego con su actitud punk.

SÁBADO 3.

Siroco contó con el directo de Biuti Bambú el sábado 3. El dúo formado por la actriz y cantante Clara Alvarado e Iciar Segovia y que también ha pasado por el Mad Cool Talent by Vibra Mahou. Ese mismo día, la Sala Tempo recibió a Amythology con su directo de soul jazz vocal.

El Sótano contará con Parquesvr, la criatura a la que dan vida diferentes músicos de bandas underground y que tiene como cabeza visible al conocido promotor y manager Javi Ferrara.

Además, la Sala Maravillas contó con el directo de Stephen Please, bajista de Axolotes Mexicanos, con sus canciones arriesgadas. La jornada también contó con el concierto de Andrea Santiago que se mueve en un terreno entre el folk-rock y el pop alternativo. El Café Central, por su parte dio la bienvenida a Mariano Díaz al piano y Lara Vizuete a la voz, con un repertorio selecto de rock clásico y composiciones firmadas por el propio Díaz.

DOMINGO 4.

La ultima jornada, la del domingo 4 fue el turno para MERINO en Contraclub. Participantes en la ultima edición de Mad Cool Talent by Vibra. Por su parte, la Sala Vesta recibió a Dani Red, otro de los grandes nombres de Mad Cool Talent by Vibra Mahou.

También Tigra destacó en Siroco en un directo en el que las melodías priman tanto como las letras. De ellos se ha dicho que facturan rock alternativo o pop canalla, aunque ellos prefieren pensar que son un grupo de amigos haciendo música para que la gente la disfrute. La sala Tempo acogió a Zulu Men, un quinteto de músicos procedentes de bandas como NOLA Brass Band, Freedonia, Old Dixieland Band o The Lucilles.

La jornada del domingo también contó con el concierto en Café Central de Federico Lechner, una vida dedicada al piano, y Florencia Bègue, una carrera centrada en el canto. Por otro lado, Rayo otorgó su música y canciones dreampop y noise rock a la Sala Maravillas con temas que buscan evadirse de la realidad.

 

Artículo anteriorPremios Grammy 2021
Artículo siguienteLos Goya desde dentro, «hemos hecho historia con este evento»
Que difícil se hace parar un momento y pensar en ti, en como eres, en lo que te gusta, y lo que te hace ser tú. Mi nombre es María, María Campón, pero por favor, llámame Mery. Me cuesta describirme, y eso que hablar no me supone gran esfuerzo, pero si tengo que decirte como soy, quiero que pienses en el mar. Cuando has vivido en un paraíso rodeado de oleaje, te das cuenta de que el choque de las olas con las rocas crea una sensación indescriptible: esa brutalidad que tienen genera una tranquilidad incomprensible. Soy así, una ola que rompe cuando el mar está bravío, pero que, a pesar de ser inmenso, consigue guardar todos los secretos que un día le contaste, abrazar los atardeceres efímeros. Y es allí donde encontrarás criaturas que solo pensabas, eran proyección de tus sueños.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here