El palacio de Marqués de cuba se abre a los eventos

380
Tiempo de lectura 3 min.
Rate this post
El palacio madrileño de Marqués de Cuba abre sus puertas a los eventos tras una cuidadosa restauración a manos de Monbull.

El palacio de Marqués de Cuba, fue construido en 1991 por Francisco de Cubas, conocido como el Marqués de Cubas. Fue el arquitecto más representativo del último tercio del siglo XIX. Se dedicó a la arquitectura y a la política, y fue el alcalde de Madrid más efímero.

La afición del marqués era la historia y tenía en sus manos una gran colección de antigüedades. El edificio se encuentra en el barrio de Salamanca, uno de los barrios más glamurosos de la ciudad de Madrid. Este maravilloso lugar se sitúa más concretamente en la calle Jorge Juan 15, haciendo esquina con Lagasca.

La antigua residencia del pontífice está compuesta por una gran escalinata privada, realizada en mármol de Carraca. A demás, esconde el secreto de un espejo pintado a mano en 1895 por el pintor y catedrático español Martínez Checa.

Esta ambiciosa restauración ha sido realizada gracias a Monbull, una empresa que gestiona espacios para celebrar reuniones, eventos, presentaciones y cualquier acción que requiera un espacio único y pintoresco. «El palacio pasa a formar parte de la colección de espacios Monbull con el fin de enriquecer una oferta de lugares y ubicaciones exclusivos en las que pensar a la hora de realizar reuniones y eventos corporativos» afirma la compañía.

¿Qué es Monbull?

Monbull ofrece espacios exclusivos ubicados en la capital para reuniones, despachos profesionales, eventos y producciones audiovisuales. Estos espacios están creados con el fin de poder desarrollar eventos de calidad. Actualmente realizan reuniones de empresa y presentaciones de colecciones de ropa.

El palacio del Marqués se podría considerar la joya de Monbull. La idea de que este inmueble formáse parte de la colección, surgió de la necesidad de tener un espacio con capacidad para más de 20 personas.

Dispone de la primera planta del edificio. Son 200m ² formados por una sala principal con espacio para 60 personas, un salón auxiliar, un office completo y dos aseos. A demás las chicas de Monbull, han querido conservar la esencia del lugar integrando elementos originales junto con sus cuatro balcones y su mirador de cristal que asoman a la calle Jorge Juan.

Estamos deseando que este lugar tan maravilloso abra sus puertas para disfrutar de los eventos más exclusivos de la capital. Gracias al equipo de Monbull por facilitarme la redacción de este reportaje.

 

 

Artículo anteriorAutocine, la experiencia Americana en el corazón de Madrid
Artículo siguienteConsumo de televisión en marzo de 2021
Me llamo Celia, aunque mis amigos me llaman Cels. Soy una madrileña de dieciocho años dispuesta a comerse el mundo. Soy sencilla pero radiante a la vez, fan de las risas y las puestas de sol. Me gustan los atardeceres tranquilos en lugares donde me sienta relajada y pueda contemplar su majestuosidad. Soy una maniática del tiempo, me encanta tener las horas bajo control para nunca perderlo y así aprovecharlo al máximo. Estudio Protocolo y Organización de Eventos, una carrera que me fascina y en la que lucharé hasta ser la profesional que en un futuro quiero ser.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here