El Prado a la calle

1648
FOTO ©MIGUEL BERROCAL
Tiempo de lectura 2 min.
Rate this post

El Museo del Prado ha buscado, desde los inicios de la pandemia, una manera de adaptarse a los nuevos tiempos. Y aquí está su última adaptación. El proyecto «El Prado a la calle» consiste en una muestra en un espacio abierto de fotografías a escala de diversas obras del museo.

Muchos podrán pensar que es una medida que surge para evitar contagios de Covid-19. Pero la realidad es otra.

Este proyecto se inició en 2015, cuando las obras se expusieron en calles de El Salvador, Guatemala y Tegucigalpa.

La intención era realizar un recorrido cronológico por las diferentes escuelas que componen el panorama artístico de la colección permanente del Museo del Prado.

¿Y cómo ha sido la iniciativa de este bizarro año? El Museo del Prado ha instalado una veintena de réplicas exactas de sus colecciones en las calles de Madrid.

Las obras se han situado en lugares inesperados y sorprendentes, con el propósito de alterar a los ciudadanos y estimularles a visitar los museos.

La iniciativa ha buscado la influencia en redes sociales a través del hashtag #AlaVueltadelaEsquina en el cual se comparten fotografías y selfies de las localizaciones con los cuadros.

Para cualquiera que quiera participar en este movimiento y compartir su experiencia en las redes sociales, la exposición estará disponible hasta el próximo 6 de junio de 2021, por lo que os recomiendo que os lo apuntéis en el calendario.

Aquí os dejo un código QR para que podáis ver el mapa con las localizaciones de los cuadros desde cualquier dispositivo.

Personalmente, considero esta iniciativa muy interesante y divertida por parte del Museo y, sin duda, pasearé por Madrid ahora que hay buen tiempo para ver las fotos y compartirlas en mis redes sociales.

Si queréis ver fotos, en mi perfil está mi cuenta de Instagram, donde subiré todo lo que me llame la atención.

 

Artículo anteriorMutua Madrid Open 2021
Artículo siguienteFitur Ifema desde el corazón. Beatriz Acuña.
Para hablar sobre quién soy, imagino que lo que todo el mundo espera es que empiece por mi nombre. Soy Sandra. Pero eso no es quién soy, porque, “¿Qué hay en un nombre? ¡Lo que llamamos rosa exhalaría el mismo grato perfume con cualquiera otra denominación!”. Eso es de Shakespeare. Por lo tanto, yo sería Sandra aunque no me llamase Sandra. Entonces, ¿quién soy? Soy una mezcla de las circunstancias que he tenido, las personas a las que he conocido y las decisiones que he tomado. La mejor de todas fue convertirme en actriz. Siempre he amado el teatro y espero poder formar parte de ese mundo mucho tiempo. Además, aún no lo soy, pero pronto seré organizadora de eventos, y tendré una forma más de transmitir emoción a la gente que me rodea.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here