Las cenas de gala vuelven al Palacio Real

942
Tiempo de lectura 2 min.

El pasado martes 16 de noviembre de 2021 tuvo lugar una cena de gala en el Palacio Real en honor al Presidente de la República italiana. Los Reyes ofrecieron una cena a Sergio Mattarella y a su hija Laura.

Desde hace 25 años no se producía una visita oficial del Jefe de Estado de Italia.

Se ha recuperado el protocolo para estos eventos, y el comedor de gala del Palacio Real montó la mesa imperial que es la que se usa en las cenas de Estado. Es la primera vez que se vuelve a acondicionar este lugar con la mesa desde que empezó la pandemia, hasta ahora, en estos actos habían optado por mesas redondas.

Antes de entrar en la sala se realiza el besamanos, donde hubo una anécdota a destacar. Cuando los cuatro se estaban preparando para que les sacaran fotos, hubo una confusión y no tenían claro dónde tenían que colocarse para posar. El protocolo marca que dependiendo del momento en el que se encuentren se tienen que colocar de una manera u otra.

Después tiene lugar el tradicional saludo de las autoridades españolas e italianas, que siempre se inicia con Pedro Sánchez (presidente del Gobierno), Meritxell Batet (presidenta del Congreso) y Ander Gil (presidente del Senado).

Tras los saludos, pasaron al salón donde iban a cenar. Primero se escuchó el himno de Italia y después llegaba el turno de los discursos. El Rey Felipe pronunció unas palabras en italiano y después Sergio Mattarella, terminaron con un tradicional brindis.

El Rey se sienta en el centro de la mesa, que mide 25 metros. Su silla es un poco más alta, igual que la de la Reina, que se sienta en frente del Rey.

A la derecha de la Reina se sentó Sergio Matarella y a su izquierda el Presidente del Gobierno Pedro Sánchez. A la derecha del Rey se sentó la hija del Presidente de la República italiana, y a su izquierda la Presidenta del Congreso de los Diputados Meritxell Batet. Esto es así porque el anfitrión se sienta en el centro, a su derecha la persona más importante y a su izquierda la segunda más importante.

Montaron la mesa para tres platos, un primero, un segundo y un postre, había cuatro copas, para vino tinto, blanco, agua y cava.

Desde el inicio de la pandemia no habíamos visto una cena de gala en el Palacio Real. Y que se hayan retomado de nuevo significa que la situación que vivimos está mejorando.

A mí me interesan mucho los actos relacionados con la Casa Real. Y que después de tanto tiempo hayamos visto de nuevo el Comedor de gala montado es realmente importante. Fue un evento muy simbólico. Me gustó mucho y personalmente me habría gustado estar ahí viendo como se montaba todo y organizándolo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here