Red Bull monta otra locura en Madrid de la mano de Lastlap

932
Tiempo de lectura 3 min.
Rate this post

Jesús Rodríguez, el consejero de Lastlap, quería ofrecer junto con Red Bull un evento en Madrid que dejara a todos los espectadores impactados. El espectáculo fue una exhibición de Carlos Sainz ante 40.000 personas en pleno centro de Madrid. Red Bull fue uno de los principales protagonistas, entre muchas cosas, porque es una marca muy popular y cuyo objetivo es darle al público animación y “alas para volar”. 

Este evento fue realizado el día 28 de noviembre a partir de las 12:00horas. Tuvo lugar en Paseo de Recoletos, entre las plazas de Cibeles y Colón, en Madrid. Carlos realizará un recorrido de 700 metros con algunos de los coches más importantes de su carrera. Además, la asistencia fue gratuita y se instalaron grandes pantallas para que pudiera verse desde el asfalto. 

Red Bull conectó con Lastlap, para organizar un evento de acción sobre él.  Para llegar a cabo este proyecto, Jesús, y sus compañeros hablaron con el Ayuntamiento de Madrid para que lo aprobase y para poder conseguir el mayor reto que era conseguir los premios. Se tuvo que implicar a tres juntas de distrito, Actos Públicos, y al Medio Ambiente (por temas de ruidos y contaminación), para que fueran autorizados tras explicarles todos los detalles necesarios.  Al saber con certeza que se iba a hacer el evento, iniciaron una convocatoria por las redes sociales, incluyendo también la radio.

Respecto al tema de la seguridad se pidió que se hiciera alrededor del circuito un sistema de doble vallado y barreras de plástico que se tenían que rellenar con agua y unirlas entre ellas para crear un muro sólido. También era importante saber gestionar al público, y para ello contaron con la policía nacional que les ayudaron con el control de todas las personas para que cumplieran todas las normas y estuvieran fuera de peligro. 

Se realizo una rueda de prensa para todos los invitados en el ayuntamiento antes de comenzar el evento y después se celebro con almuerzos y bebidas en el restaurante Ramses. Se montó un escenario para que Carlos Sainz pudiera decir unas palabras antes de conducir por las calles de Madrid y mientras el conducía sus magníficos coches, su copiloto contaba la historia del coche en directo junto con el padre y el hijo de Sainz.                                                                     

Red Bull se encargó de la producción de televisión, contratando a televisiones a nivel internacional cuyo objetivo era la promoción de la marca y del documental. A pesar de ser un espectáculo, quiso dar publicidad a su producto con 20 mini coches de lata de la marca que hicieron un desfile e hicieron sampling a todo el público. Con eso no solo consiguieron mucha visualización, sino que dieron la exclusiva de que Carlos fue el primer deportista español patrocinado por Red Bull y del famoso Youtuber TheGrefg, quién dió contenidos exclusivos desde el coche de Carlos.  Y, por último, para lograr más difusión se hizo un concurso en redes, de fotos tomadas desde el evento y que tenían que ser subidas en Instagram o Twitter. Hubo una joven ganadora cuyo premio fue tener la oportunidad de subirse al coche con Carlos.  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here