Diluvio en la pista del Open: Belinda Bencic vs Ons Jabeur

124
Tiempo de lectura 2 min.

El pasado lunes 2 de mayor tenía lugar, en el Mutua Madrid Open, el partido de octavos de final entre Belinda Bencic y Ons Jabeur, resultando como vencedora Ons Jabeur, ganando el primer set 6-2, perdiendo el segundo 3-6 y ganando el tercero 6-2.

Sin embargo, lo más destacado del partido no fue el partido por extraño que pueda parecer, sino los diversos percances que tuvieron lugar previamente y durante el mismo. Tras una larga espera de 45 minutos para acceder al recinto, el partido empezaba. Los dos primeros sets se desarrollaron en completa normalidad gozando de un día soleado. Pero al finalizar el segundo set comenzó a diluviar y como la pista no tenía techo, comenzaba una carrera contra reloj para que los organizadores del evento consiguieran salvar el partido.

La primera decisión que tomaron fue cerrar el techo automático, pero éste tardaba 15 minutos en cerrarse completamente por lo que suspendieron el partido temporalmente. El personal de mantenimiento de la pista instaló dos grandes lonas para proteger la tierra de la pista.

Una vez cerrado el techo comenzaba la etapa más complicada, retirar las lonas con kilos de agua por encima. Consiguieron crear una pequeña piscina con la lona, acumulando todo ese agua en una esquina de la pista y, para poder retirarla, utilizaron cubos, pero debido a la cantidad de agua tuvieron que ayudar los recogepelotas.

Ante esta imagen, el público estaba entusiasmado y animaba a los trabajadores con gritos y aplausos, mientras que las tenistas observaban la situación desde un lado de la pista y comentaban la peculiar anécdota.

            

Finalmente, añadieron más tierra para que la pista fuera apta para jugar y el partido consiguió finalizar sin ningún otro percance.

Ons Labeur obtuvo la victoria ante una Belinda Bencic que no se lo puso fácil, y ese último set fue el que le permitió pasar a cuartos de final.

 

 

Artículo anteriorAWS viene a Madrid para ayudar
Artículo siguienteEl icónico festival californiano regresa
Soy la mayor de cuatro hermanos, lo que lleva implícito ser de vez en cuando un poco mandona y aunque es uno de mis mayores defectos me enorgullece poder decir que del mismo lugar de donde vienen mis defectos también han surgido mis virtudes. Me llamo Carmen Luque García y tengo 19 años. Soy una persona alegre, empática, creativa, sincera… Y todas estas cualidades las he forjado gracias a mi familia. Ellos me han apoyado en los diferentes ámbitos que me he querido desarrollar: en el deportivo, el de los eventos… Por eso mi mayor objetivo es poder sacarle el máximo partido a esas virtudes y a esos defectos en todas las actividades que realice en mi día a día. Para ver que tal se me ha dado te invita a leer lo diferentes artículos que he escrito en esta página web.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here